Federación no respeta acuerdos internacionales al imponer consulta para Termoeléctrica

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional lamentó la muerte del activista opositor de la Termoeléctrica, Samir Flores Soberanes, y condenó la decisión del Gobierno Federal de continuar con la Consulta para este proyecto.




Así lo dijo el vocero del movimiento, Jesús Gutiérrez Valencia, quien añadió que las autoridades pasan por alto que en años anteriores el Gobierno mexicano ha suscrito convenios internacionales en materia de los Derechos Humanos e Indígenas, entre ellos el 169 de la Organización Internacional del Trabajo establecida por la Corte Interamericana que establece que el Estado Mexicano está obligado a consultar a los pueblos indígenas cuando van a ser afectados por la implementación de obras o mega proyectos.

En este sentido, Gutiérrez Valencia anunció que marcharán solidariamente en Puebla, con otras organizaciones afectadas por el Megaproyecto y en la Ciudad de México, del monumento de los 43 al zócalo capitalino para denunciar lo que ellos llaman una imposición y la consulta que pretende hacer el Gobierno Federal.

Después tomaron la palabra Nancy de la Sierra, por el Partido del Trabajo; Miguel Ángel Mancera Espinosa, del Partido de la Revolución Democrática; Raúl Bolaños Cacho Cué, del Partido Verde Ecologista de México, y Clemente Castañeda Hoelfich, de Movimiento Ciudadano.




Luego tocó el turno a Claudia Ruiz Massieu, del PRI; Julién Rementería del Puerto, por el PAN; y finalmente Ricardo Monreal Ávila, de Morena.

Coincidieron en la relevancia de los acuerdos previo a la discusión de las reformas constitucionales en el pleno y reconocieron las aportaciones de todos los coordinadores parlamentarios y de senadores de varios partidos que participaron en la construcción el acuerdo.

También agradecieron la voluntad de diálogo, la apertura de Morena y sus aliados y la actitud en favor de México que mostraron todos para lograr esta reforma que funcionará para el país, más que para un partido político o incluso para un gobierno.

Luego de los posicionamientos se sometió el dictamen a la discusión en lo general y en lo particular, donde los cuatro senadores que habían anunciado reservas se desistieron, por lo que de inmediato se pasó a la votación.




Tras abrirse el tablero electrónico se logró una votación unánime histórica de 127 votos. Sólo faltó de votar la senadora Blanca Estela Piña Gudiño, de Morena, quien no se presentó por estar convaleciente de una intervención quirúrgica.

De este modo el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, anunció que se aprobó por unanimidad la reforma a los artículos 10, 16, 21, 31, 35, 36, 73, 76 y 89; la adición de párrafos al artículo 21; y la derogación de fracciones de los artículos 73 y 78 de la Constitución.

Estos cambios pasarán a la Cámara de Diputados, que los deberá enviar al Ejecutivo para su promulgación. El resto de los asuntos enlistados en el orden del día pasaron a la siguiente sesión, citada para el 26 de febrero.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top