CONTINÚAN BLOQUEOS INTERMITENTES EN EL LIBRAMIENTO CUERNAVACA POR FALTA DE AGUA

Cuernavaca, Mor.- Vecinos de la colonia Chipitlán continúan realizando cierres intermitentes en el Libramiento Cuernavaca a la altura del Conalep y en sentido sur a norte, esto para manifestar su inconformidad por la falta de agua potable desde hace más de 25 días derivado de los trabajos del Paso Express en la zona.

Karla Chávez Reyes, vecina de la Privada Uriza y una de las personas afectadas, señaló que desde las 10:00 horas de este lunes realizaron diferentes cierres intermitentes en la autopista México-Cuernava por un lapso de 10 minutos para llamar la atención de las autoridades y del personal de la empresa encargada de la obra, ya que tras 25 días de padecer la falta del vital líquido ninguna de estas partes han dado solución a la problemática.

¨Nos empezamos a manifestar porque llevamos 25 días sin agua, en un principio los encargados de la obra nos decían que tuviéramos paciencia, la tuvimos y ellos se comprometieron a que el pasado jueves nos iban a conectar el servicio pero hasta el momento no lo han hecho, además de que ya van tres veces que revientan las tuberías¨, declaró.

De la misma forma denunció que los trabajadores de la empresa constructora Aldesa cambiaron la tubería que abastece a la zona por una de menor capacidad, ¨teníamos un tubo más grande de seis pulgadas y nos lo cambiaron por uno de tres, el cual corre el riesgo de volver a reventarse debido a la presión con la que circula el agua¨, explicó.

Por tal motivo los vecinos decidieron instalar un plantón a la orilla de la autopista y aseguraron que no se retirarían del lugar hasta que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), así como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) resuelvan la problemática.

Horas más tarde trabajadores de la constructora concluyó los trabajos de sustitución de la red hidráulica, por lo que personal del SAPAC acudió hasta el lugar para abrir las válvulas y de esa manera reinstalar el servicio, sin embrago, como lo habían previsto los vecinos la tubería no soportó la presión del agua y terminó por reventarse una vez más.

Cabe señalar que esta situación está afectando a poco más de 300 familias que habitan en la Privada Uriza y en la calle Galena, por lo cual tomaron la decisión de mantener los bloqueos intermitentes en la vía federal.

“Entre nueve y 10 de la mañana realizamos el primer cierre, después de ahí volvimos a abrir y aproximadamente a las tres de la tarde cerramos durante un lapso de cinco minutos porque nos habían dicho que a esa hora nos conectarían de nuevo el agua, pero como esto no ocurrió tuvimos que volver a cerrar cerca de las 6:30 de la tarde porque el SAPAC no abría las válvulas para permitir el paso del agua, y lo peor fue que cuando las abrieron la tubería se volvió a reventar”.

Ante esta situación los afectados continúan padeciendo la falta del vital líquido, mientras las autoridades trabajan en la colocación de una red provisional ya que deberán escarbar y volver a iniciar con todos los trabajos para la instalación de la nueva tubería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top