Destacan artesanos que sus piezas son más valoradas en el extranjero

Mónica Franco, artesana cartonera del Estado de Morelos, destacó que no hay suficientes espacios para exponer sus piezas artísticas y en los pocos lugares en donde pueden mostrar su trabajo, y venderlo, no se aprecia lo suficiente, siendo los extranjeros quienes sí pagan lo justo.



La entrevistada destacó que cada pieza requiere de hasta un mes o más para elaborarla, por lo que pidió a la población mayor sensibilización y no al regateo.

Además, también resaltó que no hay suficientes espacios para exponer su trabajo.

La entrevistada presentó en el Museo Morelense de Arte Popular (MMAPO) la escultura “El Rebelde Suriano”, pieza realizada en cartonería y decorada con pinturas vinílicas y pigmentos naturales.

Agregó que la promoción y difusión de piezas artesanales es también un detonador de la economía de las familias que se dedican a la elaboración de estas piezas, especialmente las realizadas en cartonería que últimamente han destacado en creatividad y calidad.

La artista Mónica Franco heredó de su bisabuelo, Víctor Franco, y de su padre, Rigoberto Franco, uno de los oficios artesanales más populares y extraordinarios del país: la cartonería.



Detalló que en su taller, ubicado en el municipio de Cuernavaca, Mónica no sólo realiza obras de temporada, como los tradicionales Judas en Semana Santa y las calaveras de día de muertos, sino también recibe pedidos de juguetes, toritos, máscaras, mojigangas y otras piezas innovadoras, durante todo el año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top