Máximo líder del Estado Islámico reaparece por primera vez en cinco años