Consumo excesivo de sal provoca hipertensión