Tlablajeros de Tlaquiltenango se quejan de las malas condiciones del rastro municipal.