Quedan pendientes de desechar 20 de las 73 pensiones doradas que aprobó la legislatura pasada