Se incrementan picaduras de alacranes en un 20 por ciento por temporada de calor en la zona sur.