Jóvenes de la región sur buscan rescatar el deporte mexicano de la Charreria.