Dos elementos de la Policía Morelos tendrán que reparar el daño a un chófer de una Ruta 10 al que golpearon y detuvieron arbitrariamente