Confirma alcalde de Jojutla reubicación de comerciantes de bazares a pesar de la resistencia.

A pesar de que comerciantes de bazares que se establecen en la periferia de la biblioteca municipal “Antonio Díaz Soto y Gama”, han denunciado las amenazas y hostigamiento por parte de la autoridad local y la poca disposición por parte del presidente municipal, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, para entablar un diálogo, el munícipe citó que no hay marcha tras y este 17 de junio serán removidas las comerciantes de dicho espacio.

En este sentido, el concejal dijo que es necesaria la reubicación para evitar algún accidente a futuro, por lo que se dijo en la mejor disposición de coadyuvar para que existan las mejores condiciones en el nuevo espacio de trabajo, “confió en que haya la disposición de las mujeres que trabajan alrededor de la biblioteca, no demeritamos el trabajo que hacen y tampoco se les ha amenazado como han dicho por ahí”.

Sotelo Martínez dijo que ya se han generado varias reuniones con las comerciantes, que en su mayoría han decidido acceder al cambio de espacio, por lo que este miércoles se realizara nuevamente un acercamiento con el grupo que aún mantiene resistencia a fin de hacer conciencia sobre los beneficios  que tiene moverse de lugar.

Cabe referir que un grupo cercano de 20 mujeres, acudieron la mañana de este martes  a la oficina del alcalde a bridar su respaldo y solicitar que se tomen cartas sobre el asunto de forma definitiva, ya que tras el estire y afloje que se ha presentado han tenido pérdidas.

Por su parte el Jorge Parra Calderon, coordinador regional de Bibliotecas en el Estado y responsable de la biblioteca de Jojutla, abundó que se encuentra en la mejor disposición de coadyuvar con el gobierno local y las acciones emprenda, siempre y cuando no se ejerza violencia en contra de las comerciantes de bazares.

Y es que denunció que el anterior director de Licencias y Reglamentos, Hugo Omar Aranda, agredió verbalmente a las comerciantes incluso con palabras altisonantes, “yo las defendía porque son mujeres que en su mayoría madres solteras que necesitan llevar el sustento a casa, pero ya vi que esto se está convirtiendo en un problema serio y de grandes dimensiones; empezaron 20 y ahora ya son más de 300 “ dijo.

Reconoció que existe un riesgo contante por el concurrido transporte que por ahí circula, “estoy preocupado porque no haya algún accidente con alguna persona de la tercera edad o un niño, por eso me puse a las órdenes del alcalde y pido que solo de sé un buen trato por parte de las autoridades hacia las mujeres comerciantes”. Finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top