El cardenal Norberto Rivera Carrera presentó al papa Francisco, su renuncia.

CIUDAD DE MÉXICO, 04JUNIO2017.- Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, oficio la misa dominical en la Catedral Metropolitana. El martes cumple los 75 años de edad, y como lo establecen las reglas canónicas, presentó su renuncia al cargo, sin embargo, el Papa determinará la fecha para su salida. FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México.

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, confirmó que el pasado 6 de junio, el cardenal Norberto Rivera Carrera presentó al papa Francisco, tal y como lo marca el Derecho canónico, al cumplir 75 años de edad. Por lo que dijo su renuncia se entregó en tiempo y forma

La renuncia fue presentada ante la Nunciatura, con  el nuncio Franco Coppola.
Señalo que el papa Francisco deberá valorar  si deja más tiempo al cardenal Rivera Carrera al frente de la Arquidiócesis de México o bien, si llegara un relevo pronto o le acepta públicamente la renuncia;  decisión que será absoluta y soberana del papa
Valdemar refirió  que Rivera Carrera está al frente del Arzobispado de México desde hace 22 años, sin embargo una vez que sea aceptada su renuncia se convertirá en arzobispo emérito, pero no dejará de ser cardenal, por lo que podrá participar en un cónclave antes de que cumpla 80 años.
Rivera Carrera nació el 6 de junio de 1942 en La Purísima, Tepehuanes, en la Arquidiócesis de Durango y fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1966 en Roma por el papa Pablo VI, en la Basílica de San Pedro.
El 5 de noviembre de 1985, fue nombrado Obispo de Tehuacán, su consagración episcopal se realizó el 21 de diciembre de 1985 y promovido a la sede metropolitana y primada de México el 13 de junio de 1995.
El 18 de enero de 1998 fue designado Cardenal de la Iglesia; el 21 de febrero del mismo año le fue impuesto el capelo cardenalicio por el papa Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro y, posteriormente, el 1 de marzo fue recibido en la Catedral Metropolitana como nuevo cardenal metropolitano.
Ya como cardenal, fue designado como miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, integrante del Comité de Presidencia del Consejo Pontificio para la Familia y miembro de la Pontificia Comisión para América Latina.
Además, titular de la Iglesia de San Francisco de Asís en Roma, integrante de la Congregación del Clero y formó parte del Sínodo Permanente de los Obispos (realizado en octubre de 2001). Entre otros cargos, se desempeña como presidente del Consejo Interreligioso de México y Presidente del Consejo Ecuménico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top