FORD CEDE A PRESIONES DE TRUMP Y CANCELA PROYECTO EN MÉXICO

FLAT ROCK, MI. September 10, 2012--Mark Fields, Ford's president of the Americas, center, celebrates the opening of a new era at Flat Rock Assembly Plant on Monday, Sept. 10, 2012, complete with a new name, 1,200 additional hourly jobs coming next year and plans to produce the 2013 Ford Fusion midsize sedan. Previously known as AutoAlliance International, Flat Rock Assembly, which also produces the Mustang, is now under the full management control of Ford. Also in the photo are from left, Tony Bondy, chairman of UAW Local 3000, Plant Manager Tim Young, Jimmy Settles, vice president UAW Ford Department, and Jim Tetreault, vice president, Ford North America Manufacturing. (09/10/2012)

 

Este martes, Mark Fields, director ejecutivo de la empresa Ford Motor Company, canceló la construcción de una nueva planta automotriz en el estado de San Luis Potosí, proyecto en el que la compañía invertiría mil 600 millones de dólares para construir el Ford Focus, generando cerca de dos mil 800 empleos directos.

Sin embargo ante las amenazas del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, de incrementar significativamente los impuestos a aquellos automóviles que crucen por la frontera con México, la automotriz reconsideró la instalación de esta nueva planta y en su lugar invertirá 700 millones de dólares para “transformar y expandir” su fábrica en Flat Rock, Michigan.

Mark Fields, aseguró que esta decisión es un “voto de confianza” para el presidente Donald Trump, aunque aclaró que no hizo ningún trato con él.

Detalló que La planta en Michigan se dedicará a la producción de autos eléctricos con el objetivo de que en los próximos 15 años, los vehículos con combustibles fósiles salgan del mercado. Mientras que la producción del Focus, se llevará a cabo en México pero será construido en la planta de Hermosillo, Sonora, y no en una instalación nueva.

En un comunicado, la Secretaría de Economía aseguró que la compañía repondrá cualquier erogación que el gobierno del estado haya realizado.

“El gobierno de México lamenta la decisión de Ford Motor Company de la cancelación del proyecto de inversión en San Luis Potosí y ha asegurado la reposición por parte de la compañía de cualquier erogación realizada por el gobierno estatal para la facilitación de esta inversión”.

De la misma forma el gobierno de San Luis Potosí informó que se aplicarán las reglas establecidas por la terminación anticipada del proyecto, por lo que la automotriz tendrá que reintegrar el gasto realizado.

La empresa Ford, podría no ser la única compañía que retire su inversión en nuestro país, ya que Trump ha amenazado con renegociar o desechar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), integrado por Estados Unidos, México y Canadá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top