Principales agresores de mujeres periodistas son los gobernantes locales y efectivos policiacos: CIMAC.

*CIMAC ha registrado 331 casos en el país del 2002 a abril del 2017.

*Resaltan 17 feminicidios de mujeres periodistas.

En el marco del informe de actividades  El Poder del Cacicazgo, violencia contra las mujeres periodistas 2014- 2015, de  Comunicación e Información  de la Mujer A.C., integrantes de la organización dieron a conocer  la situación de la mujeres periodistas en Morelos, donde con un 5 porciento del total de los casos, se ubica en el cuarto lugar a nivel nacional con dicha problemática.

Fabiola González Barrera, responsable del área de Equidad y Género del CIMAC, explicó que de acuerdo a la investigación, y los datos recabados son los funcionarios públicos los principales agresores, “gobernadores municipales y Policía Morelos”.

En este sentido, explicó que el objetivo de documentar los casos de agresiones a mujeres periodistas es visibilizar la situación a la par de posicionarlas en  la agenda mediática pero también en la agenda política, “cabildeamos y hacemos incidencia tanto a nivel nacional e internacional para que se generen recomendaciones al estado mexicano con respecto al tema principalmente con CEDAW, y relatorías de la libertad  de expresión como la ONU y la OEA”- dijo.

Dicho informe contempla algunos de los casos más significativos del país de agresiones a mujeres periodistas, en el caso de Morelos,  Nora Celia Domínguez, reporteara de la zona sur-poniente de la entidad de morelense del periódico La Unión de Morelos,  relata lo difícil que es ejercer esta profesión de la cual de enamoró desde niña, sin embargo asegura que ser mujer y ser periodista “puede hacer la diferencia”, pese a amenazas de muerte, agresiones verbales e incluso físicas o incluso estar en riesgo de desaparecer como muchas otras, sin embargo la satisfacción más grande es que su información convertida en una nota, sirva a la sociedad.

González Barrera, al igual que el equipo de CIMAC, lamentan la grave simulación que se da a través de las fiscalías generales            a pesar de los múltiples intentos de visibilizar la problemática a la que se enfrentan día a día las profesionistas del periodismo, “en el 1012 CEDAW hizo una recomendación por la grave situación de cómo viven las mujeres periodistas y a raíz de eso hubo un impuso sobre la situación y ha generado que las fiscalías simulen pero en cuanto entran los casos los desechan, argumentando que se trata de otro tipo de delitos que no tienen nada que ver con su trabajo”.

Y es que se habla de 15 entidades en el país en donde se han generado mecanismo y un servicio exprés de atención que no sirven de nada, ya que no contemplan los derechos de los periodistas de forma general, lo que genera incluso más violencia en contra de los integrantes del gremio.

“En la agenda política estamos haciendo recomendaciones puntuales para que se agreguen datos estadísticos, tanto la fiscalía como el mecanismo de protección en 2015 solicitamos a la FGE estadísticas y no tenían ni siquiera datos desagregados por sexo, lo que deja a las mujeres periodistas completamente vulnerables porque no se generan patrones de violencia, información que la fiscalía está obligada a tener” aseveró.

Finalmente dijo el informe contempla recomendaciones de manera general para el país, pero en el  que en el caso de Morelos, expresó que las recomendaciones  puntuales serian: contar con un mecanismo de protección a periodistas efectivo, que cuyas acciones vayan encaminadas a salvaguardar su integridad de manera real, haciendo adecuaciones con perspectiva de género para las mujeres periodistas, además de un análisis de riesgo y que el tratamiento que se dé lleve esta perspectiva con la cual se generaran mejores resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top