Rompen cuarentena en localidad boliviana para demandar comida

La Paz.- Al menos un centenar de personas, residentes de Beni, municipio ubicado en el departamento boliviano de Riberalta, marcharon hoy en plena cuarentena nacional para reclamar al gobierno por falta de alimentos.

“Decirle a la presidenta interina en Bolivia, Jeanine Áñez, que no se olvide de su pueblo, este la apoyó. Ahora no tenemos qué comer, no nos dejan trabajar y nuestros hijos nos piden todos los días pan”, dijo una de las residentes ante Página Siete.

Esto ocurre a unos días que la presidenta anunciara la entrega de una “canasta familiar” para los hogares de escasos recursos. En este departamento la molestia se agravó cuando se informó que solo 70 apoyos serían entregados en el territorio.

La víspera, Áñez dijo que también se empezaría a pagar también el bono en los próximos días de 500 bolivianos (72 dólares) por cada hijo que se encuentre en el nivel en primaria.

De acuerdo al artículo 11 del Decreto anunciado para estos apoyos, se otorgará la «canasta familiar a los hogares bolivianos con menores ingresos a ser distribuida en todo el territorio boliviano, de acuerdo a reglamentación que será emitida por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas».

Indignados por la estricta cuarentena por COVID-19 que limita la circulación de personas de acuerdo a su edad y número de carnet, mototaxistas se sumaron a la protesta de hoy para pedir que se les permita trabajar al menos medio día.

La medida inició desde el 22 de marzo y busca contener el brote de los hasta ahora 107 contagiados y seis muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top