Gobernador Cuauhtémoc Blanco monta un hospital para grabar un spot y luego lo desmantelan.