Síndrome de boca ardiente afecta a personas mayores de 60 años