«Pregúntale al Dr. Gatell», la conferencia que superó a la mañanera