Una nueva enfermedad podría estar relacionada con el coronavirus en los niños