INCREMENTA «MORENO VALLE» DEUDA PÚBLICA A 76 MIL MDP

A 20 días de abandonar el cargo, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, ha sido señalado por presuntos actos de corrupción en el manejo de recursos públicos, lo cual ha incrementado la deuda pública de la entidad a 76 mil millones de pesos, monto que representa ocho veces más que en el año 2011 antes de que tomara posesión.

De acuerdo a los señalamientos, Moreno Valle, presentó al Congreso local modificaciones a la Ley de Deuda Pública, por lo que en el año de 2012 se estableció que; “no constituyen deuda pública los proyectos de inversión para la prestación de servicios de largo plazo, así como los proyectos o contratos relacionados con obra pública o bienes”.

De esa manera en noviembre de 2012, la Secretaría de Finanzas y Administración del Estado, creó el Fideicomiso 144, en el que serían depositados los recursos públicos destinados a pagar “todo tipo de obligaciones que contraiga el estado”.

Con base en datos del Senado de la República, mediante la firma del Fideicomiso 144 se creó la empresa “Evercore”; a través de la cual el mandatario ha podido llevar a cabo la construcción de obras y comprometer ingresos de la entidad, sin que esos gastos se reflejen en el saldo final de la deuda pública”.

El documento integra diversas denuncias y señalamientos públicos, en donde se muestra que se ha permitido a Evercore llegar a administrar alrededor de 550 mil millones de pesos, hasta el año 2062.

Un ejemplo de las anomalías y ocultamiento de información es el Museo Barroco, obra que fue construida bajo el esquema PPS (Proyecto para Prestación de Servicios), y que en diciembre de 2015 fue valuado en 7 mil 280 millones de pesos, pero de acuerdo a estudios dados a conocer, se pagará en 23 años a una tasa anual de 9.63 por ciento, lo que incrementará el costo a 18 mil millones de pesos.

Cabe recordar que en diciembre del año pasado, el Grupo Parlamentario del PRI presentó un punto de acuerdo en el que señala que con la creación del Fideicomiso 144; los recursos de obra, no ingresarán a la Secretaría de Finanzas sino llegarán directamente al Fideicomiso.

“Bajo dicho esquema, los costos de diversas obras serán superiores a los anunciados de manera oficial, debido a los intereses pactados a tasas anuales de entre 9.5 y 13.5 por ciento. Por si esto no fuera suficiente, se garantiza de manera indefinida el pago de cuanta deuda contraiga el mandatario”, señala el documento, en el que se pide tanto a la Auditoría Superior de la Federación como al Congreso del Estado investigar dichas irregularidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top