La falta de recursos económicos impide que la población cuente con documentos como el acta de nacimiento.