Se descarrila tren sobre una autopista cerca de Seattle

Un tren se descarriló  este lunes por la mañana en las cercanías de Seattle, en el Estado de Washington, y se ha precipitado sobre una autopista.
Derivado del hecho se sabe qué hay al menos 77 heridos y tres muertos confirmados, aunque de acuerdo con información de  la prensa local la cifra  es de seis personas fallecidas. 
El tren 501 era un nuevo servicio de alta velocidad que hacía la ruta Seattle-Portland y precisamente se había inaugurado este lunes.
La causa del descarrilamiento aún era desconocida horas después del accidente. 
Fuentes oficiales anónimas citadas por Associated Press apuntaban a que el tren había chocado con algo en una curva que precede al puente por el que se cayó. Por ello un equipo de investigación de la autoridad nacional de transportes se dirigía al lugar desde Washington, para realizar los trabajos correspondientes.
El convoy tenía 12 vagones y dos máquinas, de ello solo uno de los vagones quedó sobre las vías. Cabe señalar que el tren iba a 130,5 kilómetros por hora en el momento del accidente.
Pese a que varios medios señalaron que de acuerdo con una fuente oficial anónima la cifra era de 6 personas muertas, a las cuatro de la tarde, más de ocho horas después del accidente, la policía del Estado informó de que había tres muertos confirmados en el lugar del accidente. Las autoridades querían asegurarse de haber buscado en todos los vagones y en el bosque cercano.
El Departamento de Transporte del Estado de Washington informó que en el tren había 78 personas a bordo, entre ellos cinco tripulantes. La oficina del sheriff del condado confirmó que había «múltiples heridos» entre conductores que se encontraban en la autopista en el momento en que el tren se precipitó sobre la calzada, Un total de 89 personas fueron trasladadas a hospitales de la zona.
 El tren había salido de Seattle con dirección a Portland (a 270 kilómetros al sur, en Oregón) se descolgó desde un puente sobre la autopista a la altura de DuPont, al sur de Tacoma, a unos 64 kilómetros al sur de Seattle, la zona donde se encuentra el aeropuerto y que forma parte de la enorme conurbación de la capital del noroeste de EE UU.
Cabe señalar que se trataba del viaje inaugural de esta nueva línea que conecta Seattle con Portland. Chris Karnes, jefe del Consejo de Transportes se encontraba a bordo tuiteando sobre el viaje. A las 7.30 de la mañana, escribió: Uau, esto sí que es rápido. Una vez que sales del centro de Tacoma, vas a Portland a 127 kilómetros por hora. Estamos adelantando al tráfico de la I-5”. Tres minutos después, añadió: De Tacoma a DuPont en unos 15 minutos”. A las 7.41, se había producido el accidente: Parece que el tren ha chocado con un camión. Yo estoy bien, pero el tren está destruido”. Veinte minutos después ponía una foto de varios vagones tirados en la cuneta: El tren ha descarrilado. Los servicios de emergencia están en el lugar. Daño masivo. Hay gente herida”.
La emisora local de CBS entrevistó a Karnes, que detalló: Habíamos pasado la ciudad de DuPont y parecía que estábamos pasando una curva. De repente, oímos un ruido de metal retorcido y sentimos como si cayéramos por una colina”. Al darse cuenta de que había descarrilado, los pasajeros empezaron a romper las ventanas para escapar. Lo siguiente es que nos empotramos en el asiento de delante, se rompieron ventanas, nos paramos y empezó a salir agua del tren. La gente estaba gritando”. Karnes afirmó que las vías habían sido adaptadas supuestamente a los nuevos trenes de alta velocidad.
La ruta de alta velocidad iba a permitir hacer viajes en el día entre Seattle y Portland, las dos ciudades más importantes del noroeste de EE UU. Para ello, la ruta había sido desviada hacia el interior y transcurría junto a la autopista interestatal 5. La antigua ruta bordeando la bahía tenía demasiadas curvas para poder dar servicio de alta velocidad. La línea inaugurada este lunes suponía la culminación de un proyecto de mejora de las líneas de 800 millones de dólares y más de una década desde que empezó. Ese tramo había costado 180,7 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top