5 aspirantes a ediles han sido asesinados en 2 semanas

Cinco aspirantes a ediles fueron ejecutados en el país, en el marco de las elecciones de julio próximo en los últimos 10 días.
En distintos estados han sido ejecutados contendientes a un cargo de elección popular, desde el inicio de las precampañas, siendo el último caso registrado el de Adolfo Serna Nogueda, el pasado 31 de diciembre, quien buscaba ser el edil de Atoyac de Álvarez, en Guerrero.

Alrededor de las 20:45 horas, el también empresario del ramo de la construcción fue interceptado en las inmediaciones de en la calle Emiliano Zapata, donde se ubica edificio en que tenía su domicilio y oficina.

Un día antes, el director de Servicios Generales de Zihuatanejo, Mariano Catalán, quien competía por el PRD por esa alcaldía, fue ultimado a balazos en el momento en el que viajaba en su camioneta rumbo a Zihuatanejo.

Tras el ataque, elementos de la Cruz Roja Mexicana intentaron ayudar a la víctima; sin embargo, no pudieron salvarlo.
El 28 de diciembre fue asesinado el alcalde de Petatlán, Arturo Gómez, quien buscaba ser reelegido.

El alcalde recibió tres impactos de arma de fuego, calibre 9 milímetros, en ambos brazos y el tórax. Fue trasladado a un hospital donde murió minutos después.
Ese mismo día, el precandidato del PRD a la alcaldía de Tomatlán, en Jalisco, Saúl Galindo Plazola, fue interceptado por un grupo armado mientras viajaba con su hijo en su camioneta en la carretera federal 200.

El perredista perdió la vida poco tiempo después en un hospital en el que era atendido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top