Violeta Salazar Velázquez, madre de una niña de tres años víctima de abuso sexual en el municipio de Yecapixtla, denunció tráfico de influencias

Violeta Salazar Velázquez, madre de una niña de tres años víctima de abuso sexual  en el municipio de Yecapixtla, denunció tráfico de influencias en la Fiscalía de la Región Oriente por lo que teme que el responsable de nombre Ángel sea liberado.

Los hechos ocurrieron en abril del 2017,  mientras la pequeña (a quién identificaremos como AGS) pasaba unos días con su papá de nombre Agustín -debido a que los padres sostenían una disputa legal por su  custodia y  ambos tenían derecho de tenerla-.

Tras 19 días de pasar a lado de  su papá, AGS  fue entregada dormida a su madre y al despertar reveló que  un hombre llamado Ángel, quien es el yerno de su padre, la había lastimado y narró las agresiones que sufrió.

Violenta Salazar  presentó  una denuncia ante la Dirección de  Guardia  y Custodia pero  fue  ignorada. Por lo que hasta el 27 de abril presentó  una denuncia con el número de carpeta de investigación YX-UIDO-0172407/2017.

Se realizaron exámenes médicos y psicológicos confirmaron el abuso sexual. Ante ello las  autoridades giraron una orden de  aprehensión y el  17 de mayo Ángel, el yerno del padre de AGS, fue detenido y se  determinó que enfrentaría el proceso legal en situación de reclusión.

Desde  entonces Violeta  ha  recibido  una serie de amenazas e intimidaciones directas para convencerla de  no debe continuar con  la denuncia, “Por parte del hijo del papá de  mi hija me dijo que si sigo iba a valer madre”, destacó.

Además, ha detectado diversas  irregularidades en el proceso  y en la ejecución  de la investigación. Debido a que  presuntamente Agustín,  padre de AGS, esta haciendo  uso de sus influencias  para evitar que Ángel sea exonerado y quede en libertad

“Su cuñada Mónica,  esposa de su hermano,  es la secretaria de la directora  de la Fiscalía de la Región Oriente  y otra esposa de un primó de él y algunos otros familiares que  tienen”, dijo , la madre de la afectada.

Por eso Violeta decidió hacer pública la situación  y llamar  a las autoridades judiciales a hacer justicia, “mi  hija no se  pudo defender pero yo estoy aquí para exigir justicia”.

Este  10 de enero se tenía programada la  audiencia de imputación pero fue suspendida- y reprogramada para este jueves-  debido a que Violeta habría recibido amenazas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top