Padres de familia de cuatro escuelas primarias de Tlaquiltenango temen que sus hijos pierdan el ciclo escolar

Durante la mañana de este lunes, padres de familia de las escuelas primarias: Plan de Ayala, Gabriel Tepepa del turno vespertino y Adolfo López Mateos al igual que la Rafael Ramírez tuno matutino respectivamente, se concentraron por varios minutos en el palacio municipal para exigir el apoyo de la autoridad local a fin de que las autoridades del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), de una respuesta a la brevedad y sus hijos retomen  clases en lugares dignos y seguros.

Han pasado prácticamente cuatro meses desde el  pasado sismo del  19 de septiembre, gran número de las instituciones educativas se vieron seriamente afectadas por el terremoto de 7.1 grado en la escala de Richter que azotó a la entidad morelense y aún  falta mucho tiempo para regresar a la normalidad.

En total suman más de mil niños que se encuentran en riesgo de poder el ciclo escolar, debido a que muchos de los padres de familia optan por no llevar a sus pequeños  a las asesorías, por condiciones de trabajo, tiempo e incluso condiciones climáticas.

Por eso, la exigencia de los padres y madres de familia, es la construcción de nuevos plateles educativos.

Cabe referir que los padres de familia inconformes de la escuela Plan de Ayala, exigen la construcción de un  nuevo plantel,  debido a que aseguran que las afectaciones por el sismo son importantes a pesar de que las autoridades competentes no ha sido claras en el dictamen y se rumora que solo necesita de una rehabilitación.

Lucina Mujica Ortiz, integrante del comité de padres de familia, explicó que  la institución alberga cerca de 400 alumnos que corren riesgo en un inmueble en estas condiciones, aunado a los daños que presenta por el sismo, los 50 años de vida que ha sido de utilidad.

“Necesitamos que vayan y levanten la escuela, nos preocupa nuestros hijos que están perdiendo muchas clases y tememos que les pase algo si regresan en estas condiciones” dijo.

Por su parte padres de familia de la escuela primaria Gabriel Tepepa, denunciaron que dicho plantel se encuentra en las mismas condiciones que los demás, por lo que las autoridades educativas se vieron en la necesidad de ocupar la cancha de la unidad deportiva “ Monito Rodríguez”, para dar clases a los aproximadamente 500 alumnos, sin embargo las casa de campaña que fueron donadas por la fundación CADENA,  para ocuparse como salones se vinieron abajo por el aire quedando inservibles.

Situación que llevó a los padres de familia a manifestarse en el palacio municipal y que un comité integrado por directivos del plantel y padres de familia acudiera a las oficinas del IEBEM, esperando una respuesta positiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top