A pasado un año y el profesor Albino Quiroz sigue sin aparecer