Productores ganaderos deben mantener medidas preventivas para evitar muerte de sus cabezas de ganado