Las dos Coreas acuerdan desnuclearización y la paz permanente

Las dos Coreas acordaron este viernes la desnuclearización de la península y , finalizar formalmente la guerra entre las dos naciones, que comenzó en 1950, a finales de este año.
En el encuentro histórico entre ambos líderes acordaron impulsar una reducción de los arsenales militares, el cese de los «actos hostiles», la conversión de su frontera, altamente militarizada, en una «zona de paz y el impulso de conversaciones multilaterales con otros países, incluido Estados Unidos.
Ambas naciones firmaron un armisticio cuando terminaron los combates en 1953, pero ahora acordaron buscar un acuerdo de paz apropiado vinculado al «objetivo común de realizar, mediante una desnuclearización completa, una península Coreana libre de armas nucleares».
Kim Jong-un el líder norcoreano declaró que tiene la esperanza de una prosperidad conjunta y la reunificación de las dos Coreas, al término de la cumbre de un día realizada en Panmunjom, una localidad cercana a la zona desmilitarizada.
«Yo creo en que Corea del Norte y del Sur se reunificarán en el futuro», dijo Kim Jong-un tras la cumbre intercoreana,
Además confía en que un día los ciudadanos de las dos Coreas puedan cruzar la frontera entre ambas naciones libremente. «Somos un pueblo, una sangre, no podemos estar divididos», agregó.
Moon también incluyó «una decisión audaz y valiente» por parte de Kim y que los dos líderes «tienen confianza el uno en el otro». «No hay marcha atrás», agregó.
La dos Coreas se han comprometido a cooperar para establecer una «paz permanente» en la península, y a abrir conversaciones con Estados Unidos para firmar un tratado de paz definitivo que sustituya al armisticio entre Pyongyang y Seúl.
Ambos mandatarios han afirmado que trabajarán para «la desnuclearización total» de la península.
«El Norte y el Sur cooperarán activamente para establecer un sistema de paz permanente y estable en la península coreana», señala la declaración conjunta firmada por el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, al término de la cumbre celebrada en la frontera militarizada.
El líder norcoreano cruzó a las 09:30 horas locales la línea de demarcación militar que separa Corea del Norte y Corea del Sur, para participar en la primera cumbre en 11 años entre los dos países técnicamente en guerra.
Se convierte así en el primer líder norcoreano en pisar suelo del Sur desde que en 1953 acabó la guerra entre las dos Coreas, un conflicto cerrado por un alto el fuego pero no por un tratado de paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top