Candidatos a cargos públicos, se han retirado de la contienda electoral por miedo al crimen organizado.