No queremos que nos traten como un mueble más: Jared Carrasco, activista