El gobierno de Graco Ramírez condiciona y retiene la entrega de fertilizante afectando a más de mil quinientos campesinos morelenses