Recortan 2 mil millones al Senado

El senador electo por la coalición Juntos Haremos Historia, Martí Batres, presentó el plan de austeridad para el Senado que plantea una reducción de 40.8% al presupuesto.

Expuso que la parte más importante del ahorro estaría en el recorte al presupuesto que va a comisiones y grupos parlamentarios, que sería de 800 millones de pesos. “Es por ahí, especialmente, donde el ingreso de los senadores se duplica, triplica o cuadriplica”.

El legislador electo por Morena aseveró que el plan de austeridad sería en sueldos, prestaciones y comisiones.

Martí Batres presentó un plan de austeridad para el Senado de la República en el que se plantea una reducción de 40.8% del presupuesto, que pasaría de 4 mil 900 millones de pesos a 2 mil 900 millones, es decir 2 mil millones de pesos menos.

Esto implicaría que el sueldo máximo de un senador sería de 90 mil pesos y no de hasta 300 mil pesos como ahora sucede.

“Consideramos que deben recortarse todas las prestaciones, el seguro de vida debe desaparecer, así como el seguro de gastos médicos mayores, el seguro de separación que es una especie de bono de marcha debe desaparecer, también deben desaparecer los bonos que se entregan a fin de año, y la entrega de sobresueldos que hacen los propios grupos parlamentarios, de tal manera que consideramos que la dieta (de los senadores) no debe rebasar los 90 mil pesos netos y todo lo demás se debe eliminar”, manifestó.

Batres señaló que la parte más importante del ahorro estará en el recorte al presupuesto que va a comisiones y grupos parlamentarios que asciende a 800 millones de pesos.

Planteó además que las comisiones se reducirían a la mitad tras un análisis del trabajo legislativo que realizan.

“Actualmente, entre comisiones ordinarias y extraordinarias tenemos 85 comisiones, es decir, que tenemos por lo menos un presidente de comisión por cada dos senadores, esto es absurdo, entonces ahí puede haber ajuste importante y que no afecta el funcionamiento legislativo de la Cámara de Senadores”, indicó.

Al presentar el plan de austeridad para el Senado de la República detalló que en el concepto de dietas y prestaciones de los senadores se recortarían 110 millones de pesos, pasando de 263 millones que ahora se destinan a 153 millones.

En cuanto a los gastos por la estructura administrativa del Senado se ahorrarían 240 millones de pesos al bajarlos de 527 millones a 287.

En cuanto al dinero desembolsado por los sueldos y prestaciones de altos mandos se reduciría de 263 millones a 153 millones, es decir, 110 millones menos y en contratos por honorarios se plantean recortar 500 millones pasando de mil 100 millones a 600 millones de pesos.

Otros conceptos en los que se bajarían los gastos, agregó Batres, son pasajes y viáticos con 220 millones de pesos menos y materiales y suministros con un recorte de 20 millones de pesos.

Sobre el área de comunicación social, comentó que en lugar de que cada grupo parlamentario tenga una dirección de comunicación social habría una sola para todos ellos.

Batres refirió que la propuesta ha sido revisada por un equipo de economistas y se presentará ante el grupo parlamentario de Morena en cuanto se constituya y ante el Senado en cuanto comience la nueva legislatura.

“Vamos a hablar con las otras bancadas, es importante que contribuyamos todos al proceso de austeridad en el país, hay mucha tela de donde cortar, se fueron generando muchos privilegios a lo largo de los últimos años, por lo menos en los últimos tres sexenios crecieron muchos privilegios en los órganos legislativos, ejecutivo y judicial y cada quien tiene que hacer su parte”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leave a comment
scroll to top