Paradise, el pueblo de California que fue arrasado por el fuego

«Había gente que se quedo atascada dentro de sus vehículos que estaban en llamas».

Esa frase resume el infierno que ha sido el mayor y más destructivo incendio forestal en la historia del estado de California, en el oeste de Estados Unidos, y que ha dejado 80 kilómetros cuadrados de suelos carbonizados y
48 víctimas fatales.

Paradise es la localidad donde se ha registrado la mayoría de las muertes y donde se reportan también la mayoría de los 220 desaparecidos.

Allí se han quemado gran parte de las casas: unas 7.600, de acuerdo al reporte estatal.

«Lo que hay es una total devastación de la comunidad. Calles enteras, barrios, miles de casas destruidas. Esto no se ve nada bien», dijo Lynne Tolmachoff, la vocera del departamento estatal de Forestación y Protección de Incendios.
El alcalde de la localidad, Jony Jones, fue más directo.
«En el área residencial, entre el 80% y el 90% de las personas perdieron sus viviendas», anotó.

Y entre quienes lograron salir con vida estaba Anita Waters, de 65 años, que le contó al diario estadounidense The New York Times sobre la gente atrapada en los carros en medio de un panorama desolador.

Pero como ella, miles de personas desplazadas de Paradise no podían procesar lo que estaba ocurriendo.

Paradise es una pequeña localidad de 27.000 habitantes, la mayoría de ellos de clase trabajadora, pero también con una amplia base de pensionados.

Está ubicada a unos 120 kilómetros al norte de Sacramento, la capital del estado.

De acuerdo a la oficina de estadísticas de EE.UU., el promedio del valor de las viviendas allí es de unos US$200.000, muy cercano al promedio de ciudades como Wisconsin, por citar un ejemplo, donde el valor de la propiedad ronda los US$167.000.

Paradise había tenido una vida tranquila desde los primeros registros de su nombre, allá por 1877, hasta este jueves, cuando el estado comenzó a arder y apareció una enorme columna de humo.

Según el informe de los bomberos de la zona, hasta ahora solo se ha podido mantener bajo control un 30% de la conflagración.

El departamento de policía del condado de Butte, al que pertenece Paradise, informó que estableció un centro de llamadas para personas desaparecidas con el fin de ayudar a quienes están buscando a sus familiares o amigos.

Las autoridades  señalaron que se están investigando las causas del origen del devastador incendio.

Sin embargo, indicaron que aún no se puede estimar la totalidad de los daños y las víctimas fatales, hasta que no se logre controlar la expansión de las llamas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top