Congreso Cuernavaca Morelos

Por la libre 3253 del 14 de marzo del 2022 Por Ignacio Cortés Morales.-

1.- Fiebre por las ayudantías 2.

– Inseguridad sigue 3.

– La capital 4.

– La Uni a clases ya
1.- La fiebre por alcanzar las ayudantías crece, a una semana de las elecciones; algunos alcaldes no han resistido la tentación de meter las manos, husmear y hasta incidir en los resultados, lo que no saben es que la mayoría, apenas llega a la silla y a cobrar lo que se da y a olvidarse del cargo, no se volverá a aparecer, abandonando a sus votantes a sortear los problemas por sí solos, ante las autoridades, lo que parece inherente a esta clase de elecciones, incluso en superiores, ¿a poco no hay alcaldes que ganan y adiós al trabajo?, e igual sucede con muchos de los cargos de elección popular; también con los nombramientos en distintos puestos, y al ser parte del folclor, se ve como normal.

Debería haber en cada una de las ayudantías un pizarrón donde los titulares reporten las acciones diarias por realizar y las ejecutadas, los procesos que se cursan para que sepan los votantes que no se equivocaron, que eligieron adecuadamente y que el puente hacia las autoridades está tendido, que algunas soluciones no serán fáciles de alcanzar, que ni siquiera dependen del alcalde, por el costo, pero que nadie diga que no se hizo por estar en casa tranquilos en lugar de trabajar por la población que les dio su total confianza.

Es tiempo de saber elegir con talento. En las colonias se conoce a los candidatos de sobra; los que ya fueron es más sencillo, valoren el trabajo que realizaron, el trato que se recibió, los respaldos que se encontraron, o todo lo contrario, y los que aspiran apenas, si llevan años en el lugar, algo se sabrá, el trato que da a los vecinos, si se preocupan por lo que sucede en el entorno, si son personas de fiar o si tienen historias que sólo se pueden contar al oído y a los que son amigos, no vaya a ser que venga la venganza.

Se sabe que en algunos casos se intimida a la población para que vaya por determinado candidato, allá usted si le tiemblan las rodillas y por ello vota por este espécimen, pues lo tendrá como su autoridad varios años, así que más vale tomar valor y hacer las denuncias ahora es relativamente sencillo, y, que se entienda, denuncias, no calumnias, en aras de extirpar el cáncer que envenena a los niños y jóvenes, y que se atiene a que se le tiene miedo. Desde luego que son peligrosos, que son capaces de lo peor, pero ya es hora de que desde abajo se les ponga un alto y no se les abra ningún camino al poder.

Igual se insiste en que en algunos municipios hay alcaldes que no tolerarán que salgan del huacal y están husmeando y reciben datos de sus afines, por lo que la autoridad debe acudir en apoyo de la legalidad, de lo contrario, los cómplices van a pagar los favores.

A los alcaldes les gustará tener personal trabajador entre los ayudantes, otros querrán cómplices; los votantes buscarán contar con personas que luchen para que el espacio que se habita mejore, que sea más de todos y que llegar a la colonia sea con gusto y no con el miedo de ser asaltado por ser barrio peligroso. La buena elección del ayudante será el primer paso para que los perversos dejen de ser los amos en un lugar corrompido.

2.- La inseguridad está imparable y el Bansefi de Cuautla sufrió el robo de casi 20 mdp, con lo que quienes reciben alguna beca de los programas sociales federales, tendrán que esperar unos días, mientras que en diversos municipios la sangre corrió. Señores Guarneros y Uriel Carmona, ¿de verdad son incapaces de amainar la violencia?.

3.- Resulta que en las delegaciones, el alcalde, José Luis Urióstegui, incrustó a puros azules, con excepción de un lugar que se lo dio a su gurú, a Hugo Manzo, para que él designara. Si todavía dudan del entreguismo del presidente a los Terrazas, otra muestra.
4.- Este lunes 14 prácticamente todos volverán a clases en la universidad, y la pregunta es ¿qué les van a responder los catedráticos si sus alumnos les preguntan por qué no se luchó por tener un incremento salarial acorde a los tiempos?. Sería interesante conocer sus respuestas, igual que las de Mario Cortés. El rector debe estar feliz, ganó facilito.

You may also like