Internacional

DESCBREN CRÁTERES PELIGROSOS POR ENCOGIMIENTO DEL MAR MUERTO

El mar Muerto, una masa de agua en pleno desierto, entre Israel, Cisjordania ocupada y Jordania, rodeado en su parte oeste de unos abruptos acantilados, ha perdido un tercio de su superficie desde los años 1960 lo que provoca que sus aguas retrocedan alrededor de 1 metro cada año y dejen consigo enormes agujeros «peligrosos”.

 

«Cualquier día de estos, tendremos suerte si queda un hilo de agua para remojarse los pies», comentó entristecida Alison Ron, una vecina de Ein Gedi que durante mucho tiempo trabajó en el spa. «Ya no habrá más que dolinas».

 

Las dolinas conocidas como cráteres se pueden formar hasta en 1 segundo y con una profundidad de 10 metros.

You may also like